Página sin nombre
Página sin nombre


Queridos Jvenes:


Es una alegra saludarlos con gran cariño y encontrarnos en este espacio anhelado por muchos años y que hoy vemos concretado. Queremos hacer de este portal un lugar de encuentro con los jvenes y un canal de comunicacin que permita compartir la vida de ellos, su creatividad, su servicio y compromiso con la sociedad y la Iglesia, donde se exprese la vivencia de su seguimiento de Jesucristo.

Pbro. Francisco Llanca
Asesor Nacional Comisin Nacional de Pastoral Juvenil - Conferencia Episcopal de Chile

Este tiempo de Misión Continental que estamos viviendo como Iglesia en Chile y en Latinoamérica, tiene a la Pastoral Juvenil en una hora especial de revitalización de los procesos pastorales para los jóvenes y en preparación para la celebración de la Misión Joven 2012, lo cual es un desafío para toda la Iglesia. Por tanto tenemos la imperante misión de acompañar a los jóvenes a encontrase con Jesucristo y su Iglesia, transformándose en discípulos misioneros testigos del Señor en un mundo desafiante y complejo, pero lleno de esperanzas animados por la Buena Nueva de Jesucristo.

También esperamos que este medio nos permita mejorar y mantener actualizada nuestra comunicación, ya que el  gran desafío en nuestra cultura,  es que las noticias lleguen rápido y bien a todo nuestro país.  Así seguiremos creciendo en comunión y  dando espacio para los miles de testimonios que brotan de la riqueza pastoral y eclesial que hay en todos las comunidades de las parroquias, colegios, institutos, universidades, movimientos apostólicos  presentes en el país, donde cada uno de ustedes va, en comunión, forjando la Iglesia peregrina de hoy. Mons. Ricardo Ezatti, en esta misma línea nos desafía diciendo: “La Iglesia es un signo para nuestros tiempos, este signo tiene que ser visible y significativo. Nuestra Misión es el Reino de Dios, que es un proyecto fundado en dar vida, y eso es lo que tenemos que hacer visible en nuestra práctica pastoral”.

Queridos amigos y amigas, los invitamos a animarse a asumir en plenitud este proceso revitalizador y la Misión Joven del próximo año y a continuar  trabajando para que Chile sea un mejor país, con mayores oportunidades, con más justicia, donde nadie quede excluido, donde seamos efectivamente una mesa para todos y donde  tengamos las oportunidades para desarrollarnos.

Dios los bendiga y que este portal sea una buena herramienta para el crecimiento de la Pastoral Juvenil, que tiene una hermosa y larga historia y  que siempre ha sabido responder a la vida de los jóvenes.

Que María, la Madre de nuestro Señor interceda por cada uno de nosotros.




 

Página sin nombre